En CEDAC nos mueve la energía del Sol para cuidar nuestro planeta

Predicar con el ejemplo es la forma más efectiva de transmitir una idea. En CEDAC no solo aspiramos a que las cosas cambien, sino que estamos convencidos de que todos podemos hacer algo por proteger el medio ambiente, la calidad del aire, los recursos y los ecosistemas del planeta. Hoy nos sentimos orgullosos de anunciar que hemos colocado en nuestra sede una de las mayores y más eficientes instalaciones fotovoltaica de Norte de Santander. ¡Energía limpia para una Colombia más verde!



¿Qué nos impulsa?


Colombia se ha propuesto reducir hasta en un 51% la emisión de gases de efecto invernadero para el año 2030 y ser un país carbono neutral al 2050, como parte de su compromiso al suscribir el Acuerdo de París. La Estrategia Colombia Carbono Neutral es un programa que reconoce y avala los esfuerzos de organismos y empresas, tanto públicas como privadas, que desarrollan acciones y adoptan cambios operativos que ayuden a alcanzar esas metas. En el Centro de Diagnóstico Automotor de Cúcuta nos sumamos a este compromiso.

Sabemos que el uso de combustibles fósiles, la alta demanda de recursos energéticos, el agotamiento de reservas de agua dulce y la contaminación, en todas sus formas, están teniendo un impacto muy grande en el medio ambiente. ¡Las repercusiones negativas en todos los ecosistemas del planeta son tremendas! En CEDAC no solo nos aseguramos que cada vehículo inspeccionado emita un mínimo de elementos contaminantes al circular, sino que vamos más allá, al dar el ejemplo: nosotros funcionamos con energía limpia.


El sol: energía inagotable, limpia y a nuestro alcance.


Las células fotovoltaicas son una fantástica manera de obtener energía limpia y sin límites en un país como el nuestro. En CEDAC nos sentimos felices de dar un paso al frente en favor del ambiente. Tenemos el orgullo y el honor de ser pioneros, pues hemos acondicionado nuestra sede para acoger una de las más grandes instalaciones fotovoltaicas de Norte de Santander, permitiéndonos generar hasta el 90% de la energía que consumimos.

La energía que generan los paneles solares no produce desechos ni contaminantes, es por eso que se le conoce como energía limpia. Cuando no se consume por completo, la energía fotovoltaica puede ser almacenada para usarse después e, incluso, puede compartirse a través de la red eléctrica de la ciudad.

La falta de luz solar podría ser un inconveniente en regiones que tienden a permanecer muy nubladas, pero en una ciudad como la nuestra, donde el sol brilla radiante la mayor parte del tiempo, podemos confiar en que nuestros paneles se mantendrán energizados para atender los requerimientos del centro y de nuestros usuarios.



Es deber de cada uno hacer lo que esté a su alcance para reducir la huella de carbono y ayudar a proteger el ambiente; desde pequeñísimas acciones, como emplear bolsas de tela reutilizables al hacer las compras, desenchufar el cargador del teléfono mientras no se está usando, reparar los grifos de agua que gotean y reducir al máximo el uso de artículos desechables y sustancias contaminantes, hasta cambiarnos a sistemas energéticos alternativos eco-amigables. En CEDAC lo apostamos todo por el Norte de Santander y por el planeta.

0 comentarios