Cumplir con la revisión técnico-mecánica ayuda al medio ambiente, ¿sabes cómo?

La preservación del medio ambiente es un tema que nos atañe a todos. La destrucción de hábitats en la naturaleza, el vertido de desechos en ríos, lagos y mares, la contaminación del aire, sobre todo en los espacios urbanos, es un asunto preocupante que hay que solucionar. La revisión técnico-mecánica de nuestros vehículos contribuye al cuidado del medio ambiente. Aquí le contamos más al respecto.



Hoy en día sabemos que los gases que se producen por la combustión del petróleo y sus derivados (el que usan los motores de la mayoría de los vehículos) tienen un impacto grande y negativo sobre el medio ambiente. En Colombia, salvo contadísimas excepciones, los carros, motos, autobuses y camiones, emplean motores con esa tecnología. Un motor a combustión en funcionamiento siempre va a generar gases de desecho que son vertidos a la atmósfera, pero podemos ayudar a que éstos resulten menos contaminantes.


¿Cómo nos perjudican los gases contaminantes?

Las emanaciones de gases provenientes de los vehículos de combustión fósil contienen muchos elementos que son nocivos, tanto para la salud de las personas, como para los ecosistemas de la naturaleza. El monóxido de carbono, por ejemplo, interfiere con la capacidad de la sangre para transportar el oxígeno dentro del organismo; el dióxido de azufre causa irritación en los ojos, pero afecta de manera particular nuestro sistema respiratorio entorpeciendo el funcionamiento de los pulmones.

Probablemente ha escuchado hablar del efecto invernadero que producen los gases contaminantes en la atmósfera, cómo está elevando la temperatura media del planeta y cambiando, para mal, las condiciones de vida en los océanos (que son, por cierto, el principal y más importante generador de oxígeno del mundo). Cumplir con la revisión técnico-mecánica puede ayudar muchísimo a preservar el medio ambiente.


¿Cuál es el papel de los CDA en la preservación del medio ambiente?

Con la idea de proteger el medio ambiente y, en particular, la calidad del aire que respiramos, en Colombia se han promulgado una serie de normas de obligatorio cumplimiento, tal como la que ordena efectuar la revisión tecno-mecánica y de emisión de contaminantes. Se trata de evaluar las condiciones de funcionamiento de cada vehículo que transite por el territorio nacional y debe ser realizada en un Centro de Diagnóstico Automotor habilitado por el Ministerio de Transporte.

Al efectuar la revisión tecno-mecánica y, en particular, cuando se hace la evaluación de emisiones de gases contaminantes en un vehículo, se determina si este está funcionando de manera que genere y expulse un mínimo de elementos contaminantes hacia el ambiente; en otras palabras, se garantiza que el vehículo en cuestión, sea un carro, una moto, un camión o un vehículo de servicio público, tiene unas condiciones de funcionamiento lo suficientemente ecológico dentro de los parámetros normativos.



Cuando un vehículo es llevado para su revisión obligatoria y periódica en un CDA, el personal altamente calificado que hace la evaluación se asegura de que posea las condiciones óptimas de funcionamiento y de combustión que le permitirán circular, no solo de forma legal, sino generando el mínimo de emisiones contaminantes, por las carreteras y vías de Colombia.

Si el vehículo no cumple con las exigencias técnicas y no se ajusta a los estándares de seguridad y protección ambiental establecidos por la ley, el Centro de Diagnóstico Automotor declina emitir el Certificado correspondiente hasta tanto el propietario subsane las fallas de tipo técnico y mecánico que hayan sido detectadas.

La idea que da sustento al funcionamiento de los CDA es que solo puedan circular por el territorio nacional aquellos vehículos que no representen un peligro ni para la vida de las personas ni para el medio ambiente.

0 comentarios